Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 diciembre 2008

Cuadro de navidad

El frío corta a cuchillo

la suave piel de diciembre.

En la inmensa oscuridad

de la bóveda celeste

una estrella peregrina

solitaria resplandece

dejando una luz intensa

sobre la alfombra del éter.

Que un insólito prodigio

ha ocurrido nos advierte.

 

A lo lejos, unas sombras

se deslizan lentamente

por las pálidas arenas

del desierto del Oriente.

son las calladas siluetas

de los astrónomos reyes

que desde las extranjeras

patrias a Belén advienen.

 

Una tierna melodía

el aire de la noche hiere;

bellas voces polifónicas

de las angélicas huestes

que a los cansados pastores

de ovejas, vacas y bueyes

pregonan buena noticia

para ponerlos alegres:

el nacimiento del un niño

que del empíreo desciende

para poner su morada

entre pobrísima gente;

la humanidad y deidad

unidas en misma veste.

 

En las afueras del pueblo

de Belén muy bien se advierte

que en una cueva apartada,

tendido sobre un pesebre,

un niño como un capullo

ha nacido pobremente,

tan blanco como la luna

y limpio como la nieve;

envuelto en rudos pañales

con plácido sueño duerme

mientras su madre lo arrulla

y suave su “cuna” mece.

 

Quizá la madre no entienda

(o que saberlo no quiere)

que aquel retoño florido

que es vástago de su vientre

sea el Señor de señores

y el Máximo Rey de reyes,

o si acaso ella es la más

bendita entre las mujeres;

tan sólo amorosas lágrimas

—que empañan sus ojos tenues—

desde el interior de su alma

con mucha abundancia vierte

al ver tan pobre su hacienda

y no tener que ofrecerle

que la estrechez de un establo

y de sus pechos la leche…

 

José R.

Anuncios

Read Full Post »