Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 enero 2010

22 de enero

Querido Pablo:

Han pasado dos años que llegaste a este mundo y entraste a mi vida. El sentimiento que sobrecogió mi corazón cuando, al nacer, te recibí en mis brazos no fue propiamente entusiasmo o alegría, exaltación o júbilo, sino “agradecimiento”: conciencia viva de que a mi persona le había sido otorgado un bien muy grande, que es tu presencia misma. Por eso, el aspecto más sobresaliente de este agradecimiento no es que se trata de un sentimiento mío, sino que eres tú su único contenido. 

Después de dos años, puedo decirte que este sentimiento no se ha marchado ni ha venido a menos dentro de mí, sino que se ha instalado de manera cada vez más decisiva en los meandros más profundos de mi alma. Tan lleno estoy de ti, que ya no puedo mirar mi vida sin contemplar tu rostro. Contigo he conocido qué significa pasar de la negra incertidumbre a la claridad de la esperanza, de la soledad dolorosa a la feliz compañía, del monólogo estéril al diálogo fecundo; me basta contemplar tus ojos, escuchar tu risa y jugar contigo todos los días para llegar a la conciencia plena de estas cosas.

En estos dos años he aprendido que dar la vida a quien no la tiene no es el sentido genuino de lo que la “paternidad” significa, sino en aprender a ensanchar el espíritu de tal forma que puede acogerse de buena gana la vida que gratuitamente se nos ofrece de no sé dónde. En última instancia, ser “padre” no significa otra cosa para mí más que aprender a decir que te pertenezco. Y esto, hijo mío, ni me entristece ni me apesadumbra, sino que constituye el motivo más grande de mi vida.

¡Feliz cumpleaños!

 José R.

Anuncios

Read Full Post »